NATIONAL COMMITTEE TO FREE THE CUBAN FIVE
Comité Nacional por la Libertad de los Cinco Cubanos

HOME  •  News Updates  •  Calendar  •  Resources  •  Store/Donations  •  Contact Us  •  HOME
Portada  •  Noticias  •  Calendario  •  Recursos  •  Tienda/Donaciones  •  Contáctenos  •  Portada

 
 

Protest at Gerardo’s confinement in the hole

• Once again in the hole despite known health problem • More than three months without medical attention

By Lino Lubén Pérez
July 30, 2010
Reprinted from Granma International

Ricardo Alarcón, president of the National Assembly of People’s Power, has condemned the new solitary confinement punishment of Gerardo Hernández Nordelo, one of the five anti-terrorist Cubans unjustly imprisoned in the United States.

Hernández was again placed in the hole on July 21 and efforts by the Cuban government to contact prison authorities and the State Department in order to clarify the situation have been unsuccessful, Alarcón informed the press at Havana’s International Conference Center.
He described Gerardo’s situation as serious due to the small size of the cell, one by two meters, which he is sharing with another prisoner, and which has hardly any ventilation because air can only enter through a small hole in the upper part of the wall.

The U.S. government knows that Gerardo has some physical health problems, and that he has being asking for a medical examination since this past April. He was finally given a medical appointment for July 20, during which problems requiring treatment were diagnosed.
Apparently it is a problem caused by bacteria which, according to the doctor, is circulating among the prison population, and has led to some serious cases. "We do not know if this is the case with Gerardo, because they have not done the tests, and in any event he was put in the hole the day after the medical exam."

Alarcón added that he also has blood pressure fluctuations, understandable because—while he has just turned 45—he has spent 12 years confined in harsh conditions, but despite this has retained his firm commitment.

"We are concerned about his poor health—and most of all medical treatment for him—made difficult with the hole, because the prison temperature rises to over 35 degrees Celsius," he noted.

"This is a very serious situation that we are exposing. We are following events closely and hopefully, they will be resolved today even, or tomorrow. We are making approaches through every channel and are in contact with his lawyers, but if there is no clarification, the National Assembly has to make a statement," he noted.

"Since we heard about the situation extra-officially, we have been asking for clarification from the U.S. authorities, but have not received any clarification as to what happened, or why he is being punished," Alarcón stated.

Recently, his sister Isabel saw him and confirmed his harsh prison conditions, Alarcón added, because he was brought to the visit handcuffed and with chains on his feet, and they spoke by telephone through a thick glass partition, a condition imposed on prisoners who have been sanctioned.

"We have no explanation and it caught our attention that Gerardo was summoned by various officials from the Federal Bureau of Investigation (FBI), who came to the prison and played a part in him being placed in the hole. Evidently this is not an action purely on the part of the prison," he emphasized.

"It is strange that this is the third time in this unjust incarceration of our five heroes that Gerardo has been put in the hole, just as his case is being prepared for appeal," the president of the Cuban Parliament pointed out.

"He should be working with his attorneys in drafting the basis for his habeas corpus and the U.S. government knows that.

At this point, Gerardo cannot have any contact with his attorneys, or access to correspondence. He cannot even speak on the telephone. He is completely isolated and – on top of that – in a state of his health that could endanger his ability to function, for which the U.S. government is entirely responsible.

Alarcón gave his statements to the accredited press at the 5th Ordinary Session of the National Assembly of People‘s Power, whose 12 Commissions are continuing their sessions today.

To send emails to the Bureau of Prisons protesting this situation, click here.


Castro accuses US of torture in 'Cuban Five' case

By Will Weissert
July 30, 2010
Reprinted from AP

HAVANA — Fidel Castro accused U.S. authorities of torturing a convicted Cuban spy, telling a meeting of communist youths that the agent had been placed in solitary confinement in California.

Among the group was former castaway Elian Gonzalez, now 16, who could be seen listening intently to the ex-Cuban president when footage of the closed-door session aired on state-run television Friday night.

Castro, who turns 84 on Aug. 13, is suddenly making near daily appearances in and around Havana, after spending four years almost completely out of the public eye following emergency intestinal surgery that forced him to cede power to his younger brother Raul.

He has occasionally turned up in green fatigues similar to the military uniform that had been his trademark during nearly half a century in power. This time, however, Castro wore a red-checkered shirt and gray pants while speaking for a bit more than an hour in Havana's convention center.

Looking relaxed and engaged, Castro spoke about the case of Gerardo Hernandez, who is serving a double life sentence on counts of conspiracy to murder four Miami-based pilots who were slain by Cuban jets in 1996 when they were dispersing pro-democracy pamphlets on the island.

Hernandez is one of the so-called "Cuban Five" intelligence agents that Cuba says it sent to the U.S. to infiltrate anti-Castro groups linked to 1990s hotel bombings and other terrorists attacks on Cuban soil. The five were convicted in the U.S. of spying.

Castro said Hernandez has been placed in solitary confinement at a prison in Victorville, California.

"Did he do anything? No, nothing," he said. "Four FBI officials met to decide and they decided. That's torture. There's nothing else to call it, it's torture, and its occurring in view of the whole world."

Castro also said Hernandez was in need of medical treatment he was not receiving.

A spokeswoman for the U.S. Interests Section in Havana — which Washington maintains instead of an embassy — referred questions about the case to the Federal Bureau of Prisons, which said it was up to authorities at the Victorville facility to comment. Two calls to representatives at the prison went unanswered Friday.

Complaints that Hernandez had been placed in solitary confinement have been made throughout the week by Ricardo Alarcon, speaker of the Cuban parliament, which convenes Sunday for one of its two full sessions a year.

"It was very emotional to again see the commander. I missed seeing him and it makes me very happy," said Gonzalez, who was the center of a nasty international custody battle a decade ago and was frequently visited by Castro after he returned to Cuba.

When asked if he had any advice for Cuban youth, Castro said, "we can't focus on the future with the concepts and images of the past."

"Everything is new," he said, "you have to let your imagination soar."

But Castro repeated a warning of coming nuclear war, which he has claimed for weeks will pit the U.S. and Israel against Iran, and be worsened by tensions between North and South Korea.

"Why do our children and adolescents have to die?" Castro asked.

 

 

 

     

Denuncian confinamiento de Gerardo en celda de castigo

• Ha sido encarcelado otra vez en el hueco, pese a las dolencias físicas detectadas. • Más de tres meses sin asistencia médica

por Lino Lubén Pérez
30 de julio de 2009
Tomado de Granma Internacional

Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, denunció el confinamiento a que es sometido de nuevo Gerardo Hernández Nordelo, uno de los cinco antiterroristas cubanos injustamente encarcelados en EE.UU.

Hernández Nordelo está otra vez en el hueco desde el 21 de julio último y han sido infructuosas las gestiones de Cuba para contactar con las autoridades de la prisión y con el Departamento de Estado, en aras de esclarecer la situación, advirtió Alarcón en declaraciones a la prensa en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Calificó el hecho de muy grave, debido a que se encuentra en una celda muy pequeña, de dos metros por uno, que comparte con otro prisionero, y donde apenas hay ventilación, porque respiran por un pequeño orificio en lo alto de una pared.

El Gobierno norteamericano conoce que Gerardo tiene algunas dolencias físicas por las que estuvo reclamando ser examinado por los médicos desde el pasado mes de abril, y finalmente le dieron una consulta el 20 de julio, durante la cual le diagnosticaron problemas que requieren tratamiento.

Aparentemente es un problema con una bacteria que, según dijo el galeno, está circulando entre la población penal, que ha tenido incluso algunos casos graves, y desconocemos si esa es la condición de Gerardo, ya que no le han hecho los análisis, aunque lo condujeron al hueco al día siguiente de ser atendido, señaló.

Añadió que también tiene alteraciones de la presión arterial, algo comprensible, porque —no obstante ser un hombre joven, que acaba de cumplir 45 años— lleva casi 12 confinado en condiciones muy difíciles, pese a las cuales se ha mantenido firme.

Nos preocupa su falta de salud —y sobre todo de atención especializada—, agravada con el hueco, porque la temperatura ambiente en la prisión pasa de los 35 grados Celsius, alertó.

Esta es una situación muy grave que denunciamos. Estamos siguiendo los acontecimientos que ojalá cesen ahora mismo o mañana. Hacemos gestiones por todas las vías y contactamos con sus abogados, pero si no hay definición, la Asamblea Nacional tiene que pronunciarse, significó.

Desde que nos enteramos extraoficialmente, se ha estado reclamando a las autoridades norteamericanas y no hemos tenido respuesta esclarecedora de lo que ha ocurrido, por qué está castigado, manifestó.

Recientemente, su hermana Isabel lo vio y comprobó las condiciones en que estaba, porque acudió a la visita encadenado de pies y manos y hablaron por teléfono a través de un muro de cristal, condición que le imponen a los prisioneros castigados, recordó Alarcón.

No tenemos explicación ninguna y nos llama la atención que Gerardo fue citado por varios oficiales del Buró Federal de Investigaciones, que acudieron a la prisión y participaron en su confinamiento en el hueco. Evidentemente no es una acción pura de la prisión, subrayó.

Es curioso que sea la tercera ocasión en este proceso de injusto encarcelamiento de nuestros Cinco Héroes, que llevan a Gerardo al hueco, en momentos de trámites de apelación.

Él debería estar trabajando con sus abogados en la fundamentación de su hábeas corpus, y eso lo sabe el Gobierno norteamericano, precisó el presidente del Parlamento cubano.

En estos momentos, Gerardo no puede tener contacto con sus abogados, ni correspondencia, ni hablar siquiera por teléfono, está completamente aislado y —encima de eso— con condiciones de salud que hacen peligrar su integridad, de la cual es enteramente responsable el Gobierno de los Estados Unidos, significó.

Alarcón ofreció sus declaraciones a representantes de la prensa nacional acreditada al V periodo ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, cuyas 12 Comisiones de trabajo continuan hoy sus deliberaciones.

Haga clic aquí enviar email


Fidel Castro acusa a EEUU de torturar a espía cubano

por Wilfredo Cancio Isla
30 de julio de 2009
Tomado de cafefuertel

Cuba anunció una fuerte ofensiva internacional para denunciar los supuestos maltratos contra el prisionero Gerardo Hernández, condenado a dos cadenas perpetuas en Estados Unidos, y Fidel Castro acusó a Estados Unidos de torturarlo.


Fidel Castro habla a militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas el 30 de julio de 2010

Castro aseguró este viernes que Hernández, jefe de la red Avispa de espionaje, estaba enfermo, confinado a una celda de dos metros de ancho junto a otro prisionero.

“¿Hizo algo? No, nada. Y este castigo no lo decidió la prisión. Se reunieron cuatro oficiales del FBI para decidir y decidieron. ¡Eso es tortura!”, aseguró durante un encuentro con militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas en el Palacio de las Convenciones.

Se quejó de que el presidente de EEUU, Barack Obama “los pudo haber soltado [a Hernández y otros cuatro espías cubanos], como acaban de soltar a un montón de gente, que dijeron eran espías rusos”.

Las palabras del gobernante están a tono con las declaraciones del presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento), Ricardo Alarcón, quien exhortó a emplear “las nuevas tecnologías de la información” en la divulgación del caso.

El parlamento iniciará su sesión plenaria de este domingo con un documento oficial de condena por la situación de Hernández, quien estaría afectado de salud y bajo condiciones de castigo en la cárcel de Victorville, California.

La iniciativa gubernamental se activa apenas cuatro días después de que Fidel Castro vaticinó públicamente que los cinco espías de la Red Avispa presos en Estados Unidos serían liberados mucho antes de que termine el año, y asumió responsabilidad con “decírselo a las familias”.

Alarcón dijo que Cuba no ha recibido respuesta de las autoridades estadounidenses sobre el tratamiento a Hernández, a pesar de las gestiones realizadas por vía diplomática.

Washington confirmó el jueves que había recibido una nota diplomática con alegaciones de maltratos a Hernández, pero declinó abundar sobre el caso.

“Más preguntas en relación con el señor Hernández deben ser dirigidas al Buró Federal de Prisiones”, dijo un portavoz del Departamento de Estado.

Hermetismo de Washington

El funcionario estadounidense señaló que no hay nada que comentar acerca de las afirmaciones de Fidel Castro respecto a la inminente excarcelación de los cinco agentes cubanos, considerados por la propaganda oficial como “Cinco Héroes prisioneros del Imperio”.

Alarcón agregó que Hernández -jefe la red desmantelada en 1998- padece de hipertensión arterial y ha contraído una bacteria circulante entre la población penal, y detalló que está encerrado en una celda de dos metros de largo por uno de ancho bajo temperaturas superiores a los 35 grados Celsius.

Los pormenores sobre la salud y las condiciones carcelarias de Hernández coinciden con la excarcelación y traslado a España de 20 prisioneros políticos cubanos -algunos de ellos con serias afectaciones físicas y sicológicas- tras un acuerdo entre Raúl Castro, la Iglesia Católica y el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Esta semana llegó a Miami el ex prisionero Ariel Sigler Amaya, parapléjico y con visible deterioro, para recibir tratamiento de urgencia. Sus declaraciones sobre los vejámenes y falta de atención médica en Cuba han acaparado grandes despliegues en la prensa internacional.

Convocan a “jornada” en Twitter

La contraofensiva del régimen cubano no se hizo esperar mediante la supuesta enfermedad y confinamiento de Hernández.

“Tal régimen equivale a tortura física y sicológica”, aseguró el jueves Alarcón durante una intervención ante la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional.

Alarcón llamó a contrarrestar esa situación mediante el uso de “los medios alternativos de comunicación, las facilidades que ofrecen las nuevas tecnologías de la información y todas las vías de intercambio entre las personas”.

La reacción de los blogueros y twitteros oficialistas no se hizo esperar. De inmediato, un miembro de twitter que responde al perfil de “Yohandry” llamó a iniciar una jornada en la red “por la libertad de los cinco y denunciar el maltrato a Gerardo”, y advirtieron que solo terminará “cuando se haga justicia”.

El llamado fue secundado de inmediato por simpatizantes del gobierno castrista. “Yohandry” tiene 1,756 seguidores en Twitter.

A fines del año pasado, Alarcón admitió que quedaban pocas posibilidades legales para obtener la liberación de los cinco hombres. “Solo nos queda luchar en el terreno político, de la movilización y hacerlo con pasión revolucionaria”, admitió ante diputados de la Comisión de Relaciones Internacionales del parlamento. “Sólo un movimiento solidario cada día más amplio y persistente, que llegue a las máximas instancias de Washington, podrá lograr la liberación de nuestros cinco compañeros”.

Cuba pide gestos

El pasado lunes 26 de julio, Fidel Castro se quejó de que Estados Unidos no hubiera tenido el “gesto” de liberar a los espías: “Tú te imaginas que los cinco compañeros esos, que están allí, separados en cárceles… no tengan el menor gesto de ponerlos en libertad”, dijo durante una intervención ante intelectuales y artistas dentro del memorial José Martí de la Plaza de la Revolución.

“Qué les costaría que cinco seres humanos separados de la familia …los manden. Bueno, como yo decía en Artemisa, los están elevando al sitio de honor, y los van a tener que soltar. Yo ahora creo más que nunca que están cerca de que los suelten. El fin de año pueden preparar ya…lo que haya, vamos a ver cómo se reparte lo que haya…pero mucho antes de fin de año. Me responsabilizo con decírselo a la familia”, afirmó.

El anciano líder parece hacerse eco así de las palabras de su hermano Raúl, quien durante una visita a Brasil en diciembre del 2008 propuso a Estados Unidos hacer “un gesto de ambas partes”.

“Vamos a hacer gesto y gesto”, afirmó Raúl Castro. “Esos prisioneros [disidentes encarcelados], ¿quieren soltarlos?, que nos lo digan, se los mandamos para allá con familia y todo. Que nos devuelvan a nuestros cinco héroes. Es un gesto de ambas partes”.

En enero de 2009, el abogado de Gerardo Hernández, Paul McKenna, admitió por primera vez la posibilidad de un canje. “Sería ingenuo decir que no es una opción posible”, declaró.

Dos meses después, José Pertierra, abogado cubanoamericano que aboga por la liberación de los cinco agentes, refrendó las palabras de Raúl al recordar un precedente histórico para la mutua liberación de presos: en septiembre de 1979, Estados Unidos liberó a cuatro nacionalistas puertorriqueños y 10 días después Cuba excarceló a cuatro ciudadanos estadounidenses que estaban presos en la isla, entre ellos el espia de la CIA Lawrence Lunt.

Pertierra calificó la liberaciones de “gestos unilaterales pero recíprocos” en oposición al término “canje”.

La detención del contratista estadounidense Alan P. Gross, en diciembre de ese año, podría ser la carta usada por el gobierno cubano. Gross lleva casi ocho meses encarcelado sin que se le hayan formulado cargos. La Casa Blanca, legisladores federales y el lobby judío en Estados Unidos han presionado para su liberación.

El subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela, dijo este viernes que el arresto de Alan Gross es inaceptable. “Él no estaba violando ninguna ley y no le han sido formulados cargos, hasta donde sé. No se encuentra bien, ha perdido 80 libras de peso. Exhortamos al gobierno cubano a liberarlo”, enfatizó el funcionario estadounidense.

 

HOME  •  News Updates  •  Calendar  •  Resources  •  Store/Donations  •  Contact Us  •  HOME
Portada  •  Noticias  •  Calendario  •  Recursos  •  Tienda/Donaciones  •  Contáctenos  •  Portada