Home About Us Legal Front Downloads Audio/Visual Contact Us Store/Donate
Tributes to Alfredo Guevara from Antonio, Ramón, and Silvio Rodríguez

Apr. 21, 2013


Che with Alfredo Guevara

Dear friends:

Alfredo Guevara is one of those compañeros, tireless revolutionary and guide of the generation that gave us full independence, whom we would have wanted to meet and listen to one of his teaching conferences or simply his conversations with the youth.

His death, from this distance, moves us.

I always associated him with Che, I saw them as two Brothers, and in reality they are. Thanks to those who sent me what Silvio wrote and to those who sent me heartfelt words about that irreparable loss for our beloved homeland.

Until the final victory! Honoring Alfredo Guevara from the fertile prison.

On behalf of the Five:

Tony Guerrero Rodríguez
April 21, 2013
Marianna Federal Prison


Dear family and friends of Alfredo Guevara:

We feel deeply the loss of our beloved brother Alfredo Guevara. Receive from us the love and support of the Five, our families and people at this difficult moment. We are with you.

The light of the morning suns left us suddenly and we were unable to give him that promised embrace. Therefore, somehow w will give him that embrace in the eternity.

He will remain loyal and completely with us, in this battle and all those still to be waged for Cuba and for humanity. That is how we render him homage. That is how we will keep him always present.

May our most heartfelt condolences and affection reach all of you.

Five embraces!

Antonio.
René.
Fernando.
Gerardo.
Ramón.

FCI Ashland, Kentucky
April 21, 2013. 9:49 A.M.

     
Homenaje a Alfredo Guevara de Ramón, Antonio, y Silvio Rodríguez

21 de abril de 2013

Queridos amigos:


Alfredo Guevara

Alfredo Guevara es uno de esos compañeros, incansable revolucionario y guía de la generación que nos dio la plena independencia, que hubiésemos querido un día conocer o escuchar en alguna de sus magistrales conferencias o simplemente conversatorios con los jóvenes.

Su muerte, en la distancia, nos conmueve.

Lo asocié siempre al Che, los veía como dos hermanos y en realidad lo son.

Gracias a los que me enviaron el escrito de Silvio y a los que me enviaron sus sentidas palabras sobre esta irreparable pérdida para nuestra patria amada.

¡Hasta la Victoria Siempre!, honrando a Alfredo Guevara decimos desde la prisión fecunda.

En nombre de los Cinco,

Tony Guerrero Rodríguez
21 de abril de 2013
Prisión Federal de Marianna.


Sentimos mucho la partida de nuestro querido hermano Alfredo Guevara. Reciban todos ustedes el amor y apoyo de Los Cinco, nuestros familiares y pueblo en este momento difícil. Estamos con ustedes.

Se nos marchó la luz de repente entre los soles de la mañana y no pudimos darle aquel abrazo prometido, que ya en alguna manera se lo entregaremos en la eternidad.

Más él permanecerá fiel e íntegro a nuestro lado, en esta batalla y en todas las que habremos de librar por Cuba y por la humanidad. Así le rendimos digno homenaje, así le tendremos siempre presente.

Lleguen a todos nuestras más sentidas condolencias y cariño.

¡Cinco abrazos!

Antonio.
René.
Fernando.
Gerardo.
Ramón.

FCI Ashland, Kentucky
Abril 21, 2013. 9:49 A.M.


Lo conocí personalmente en 1968, después del primer concierto que hicimos en Casa de las Américas. Por entonces empezó a visitar nuestra vivienda de la calle Gervasio, donde nos apretábamos mi madre y su marido, mis hermanas y yo. Sobre la estrecha sala del mínimo apartamento había una ventana grande que sólo se abría unas pulgadas, porque topaba con el edificio de al lado. Cuando descubrió el detalle lo vi desbarrar furioso sobre la falta de humanidad capitalista, capaz de vender la ilusión de un ventanal que daba a un muro.

A partir de aquel día me empecé a acostumbrar a sus observaciones y también a sus manías, como la de andar con un saco sobre los hombros (decía que para protegerse los pulmones), o aquella otra de solamente comer pollo. Desde el principio coincidimos en una cosa: el verdadero helado es el de chocolate; todos los demás son pretensiones.

Nuestras primeras pláticas, en su despacho del 7mo piso, casi siempre giraban en torno a temas culturales. Qué leía, qué cine o qué pintura me gustaba, si asistía al teatro. Cuando algo me hacía explotar también entraba allí y le soltaba mis demonios. Haydee Santamaría y él fueron los primeros padres revolucionarios con quienes pude conversar “a calzón quitao”.

Cierta vez estuvo en Brasil, en plena dictadura militar, donde pudo ver las manifestaciones estudiantiles y la complicidad de la canción naciente con la rebeldía. Cuando llegó a La Habana nos invitó a Leo Brouwer y a mi a la conferencia en la que iba a contar su viaje. Nos pidió que al final no nos fuéramos y luego nos llevó a su despacho, para hablarnos de un posible proyecto de investigación musical, de un taller experimental donde nuestras raíces se fusionaran a expresiones afines. Fue la primera vez que se habló sobre lo que después sería el Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC.

Cuando Maurice Bejart fue a La Habana con su Ballet del Siglo XX, me hizo ir con él al Gran Teatro. La tarde inolvidable empezó con un Raga en el que una pareja, en un mínimo espacio, recorría de principio a fin el Kama Sutra. En otro de los actos la actriz española María Casares decía unos versos a la noche. El último ballet era el Bolero de Ravel: una flama dorada bailando sobre una mesa enorme, asaltada por un sinfín de cuerpos. Al final sólo uno lograba la fusión, para empezar la vida.

El 30 de diciembre de 1970, cerca de las 12 de la noche, bajé las escaleras de mi edificio y caminé hasta la esquina para llamarle por teléfono y felicitarle por su cumpleaños 45. Me dijo que se sentía muy mal, precisamente por cumplir aquella edad, ya que cuando joven se había prometido no ir más allá de los cuarenta. Desde aquella vez, siempre que coincidíamos en Cuba, no dejé de llamarle los 30 de diciembre a las 12 de la noche.

Inexplicablemente, el último diciembre olvidé llamarle. Unos días después sonó el teléfono y era él, diciéndome que se había quedado esperando.

Desde la adolescencia fue un apasionado del cine y junto a otros entusiastas tuvo experiencias iniciáticas. Estudió Filosofía y Letras. En la década del 50, por sus actividades revolucionarias, fue preso y torturado brutalmente. Se exilió en México, donde fue asistente de dirección de Luís Buñuel, en su película Nazarín.

Después del triunfo de la Revolución fundó el Instituto Cubano de Artes e Industria Cinematográficos y el Festival de Cine de La Habana, que dirigió hasta el mediodía de hoy, en que un infarto nos lo llevó.

Silvio Rodríguez

 

Home  |  News Archives  |  Legal Front  |  Downloads  |  Audio  |  Video  |  Contact Us  |  Store/Donate