Home About Us Legal Front Downloads Audio/Visual Contact Us Store/Donate
Havana-Washington Video Conference Disusses Latest Appeals       Video Conferencia La Habana-Washington Discute Últimas Apelaciones
 

 
What took place in the legal trial of the Five has no precedent

by Nyliam Vázquez García
Sept. 17, 2012
Reprinted from Juventud Rebelde
Translation by www.freethefive.org

Although it has been shown that the U.S. Constitution was flagrantly violated, the Government of that country is silent despite the proof. The legal team of the Five explained to the media gathered this Monday in Washington and Havana, through means of a video-conference, the arguments of the current appeals process, based on new evidence.

Martin Garbus, attorney for Gerardo Hernández, stated that Judge Joan Lenard has 30 days to respond to the submitted motion, but that in Miami nothing occurs within that time and less so if it deals with the Five, explained the jurist, who also said that the only thing they request is an oral hearing to show all the compiled documents that prove millions of dollars invested by the Government to pay journalists.

“We have presented three groups of documents to the Federal Court,” expressed Garbus, which demonstrate that journalists were paid with government money to condemn these five men beforehand, in a propaganda campaign without precedent in the United States.

“These men have been in prison 14 years and we believe that it is time that they are freed,” expressed the attorney from the Cuban diplomatic mission in Washington, in a panel where he was accompanied by international lawyer Raymond Steckel; Ramsey Clark, ex-Attorney General of the United States, and Gloria La Riva, coordinator of the National Committee to Free the Cuban Five in the United States. Attorney José Pertierra was moderator there, while in the panel in Havana the participants were Adriana Pérez, wife of Gerardo, the journalist Aleida Godínez, who referred to the payments to the journalists, of which she had first-hand information, and moderating was journalist Raúl Garcés.

“The verdict should be annulled and seen as an insult to our system of justice,” pointed out Raymond Steckel and he said that he was there as an American who understands that in this case two important principles were violated: freedom of the press, essential and part of the Constitution; and the right of all accused persons to a fair trial.

“My Government violated its responsibilities according to the Constitution,” denounced the attorney.

The ex-U.S. Attorney General Ramsey Clark, highlighted the millions of dollars destined to corrupt the process, through hundreds of articles and radio and television programs to transmit false information. He asserted that if he were Attorney General today, he would do what anyone in that office should do: overturn the case, as an ethical and legal responsibility.

For her part, from Havana, Adriana Pérez, Gerardo’s wife, called on the media not to be complicit by remaining silent about this evidence, nor about what the families have denounced during these 14 years.

“Who does Obama fear today,” asked Adriana, “that he is not doing what he could do?”

And if the President has any doubt about the innocence of these men, that he ask the current director of Intelligence; that he ask James Clapper, retired lieutenant general, who was a witness in the trial of the Five and who asserted that they had done nothing against U.S. national security, insisted Adriana on behalf of the family members of the Cuban patriots.

“The Government says that the payments to the journalists didn’t affect the case, but if that is true, why don’t they let us have access to them?” asked Gloria La Riva, who from the solidarity movement has headed up the collection of the information that includes the contracts with the journalists. Some, she said, received up to a quarter of a million dollars to create a hostile environment in Miami against the Five.

Regarding the veracity of the payments before, during and after the Five trial, Aleida Godínez related her experiences as a witness of specific payments and editorial missions of these bought pens.

Later, Martin Garbus said that now they focus on the wrongful conviction. He considered it extraordinary that these evidences have been revealed — a good deal of the contracts that prove the payments to journalists are published in an Internet page [freethefive.org] — and that nothing has been said.

Gloria La Riva said that, as the Five are political prisoners, the political struggle and the legal struggle are the way to achieve their liberation, so she urged all to read and study these now public documents.

In response to one of the questions put by the press, Martin Garbus said he assumes that the Government is still paying journalists to maintain a negative opinion.

In another time during the videoconference the same lawyer said that if the judge does not agreed to an oral hearing, an appeal is an option.

Adriana referred to the jury [of millions] that her husband speaks about and she mentioned the importance of the pressure so that Obama does what he can do.

“I try not to think — after 14 years — that more will pass without Gerardo,” expressed Adriana, affected by her suffering. But she also said, her resistance is greater than that, as is that of the Five and each one of the family members.

 

     
Fiscal General puede exigir a Jueza que anule caso de los Cinco, afirman abogados

17 de septiembre de 2012
Tomado de CubaDebate

El Fiscal General de los Estados Unidos tiene la potestad de solicitarle a la Jueza Joan Lenard, de Miami, que desestime los cargos contra los Cinco cubanos condenados en 1998 en esa ciudad, aseguraron abogados norteamericanos este lunes.

En conferencia vía internet Washington-La Habana, los juristas explicaron la importancia de la Moción pendiente aun de decisión de la Jueza para desestimar las condenas que pesan contra Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Fernando González y René González, y la solicitud al Tribunal para que permita un discovery (exhibición de documentos) con nuevas evidencias sobre la mala conducta del gobierno norteamericano frente a este proceso judicial.

Los Cinco cubanos han permanecido por 14 años injustamente encarcelados en los Estados Unidos y continúan siendo privados de los derechos humanos más elementales, reconocieron los participantes en este intercambio abierto a la prensa, que también tuvo la oportunidad de hacer preguntas a los panelistas.


Abogados José Pertierra y Martin Garbus

El gobierno norteamericano -destacó el abogado de Gerardo Hernández, Martin Garbus-, pagó a ciertos periodistas para que contaminaran la sede donde se realizó el juicio, lo cual imposibilitó que los acusados cubanos recibieran un juicio justo e imparcial en Miami.

“Algo como esto nunca ha ocurrido en la historia de la jurisprudencia de EEUU. Muchos de estos periodistas habían estado presos en Cuba por terrorismo y también, en EEUU. Solamente necesito una hora para demostrarle a la Jueza que el gobierno de EEUU contaminó al jurado”, añadió Garbus.

El abogado de Gerardo Hernández, que ha representado entre otras muchas personalidades a Nelson Mandela, Samuel Becket, Al Pacino y Lenny Bruce, aseguró que “le estamos pidiendo al gobierno (de EEUU) que nos dé el resto de los documentos sobre el pago a los periodistas, informes que tiene Radio Martí y el Departamento de Estado”.

Garbus aseguró que la Jueza Lenard había ordenado que ninguno de los litigantes comentara sobre el caso: “Sin embargo, ella no sabía que EEUU estaba pagándole a ciertos periodistas para decir mentiras sobre Cuba y los Cinco. Muchos de los artículos de estos periodistas parecen haber sido escritos por una sola persona y firmados por varias”, comentó.

“El proceso contra los Cinco es una vendetta política, y la campaña de propaganda política que orquestó el gobierno contra ellos lo demuestra claramente. Contribuyó a lo que un panel de tres jueces en Atlanta llamó una ‘tormenta perfecta de prejuicios’, que violó los derechos constitucionales al debido proceso de ley en el caso de los Cinco cubanos”, señaló el abogado José Pertierra, moderador del panel en Washington.

Raymond Steckle, abogado internacional, reconoció que “esto tiene que ver con la libertad de la prensa y también el derecho constitucional a un juicio imparcial y justo. Gerardo Hernández vs. United States es un caso que ilustra la corrupción de nuestro gobierno. Esta corrupción es una ofensa contra Gerardo y contra nuestra sociedad. Es indignante que la Fiscalía se haya opuesto al cambio de sede, mientras que su cliente (el gobierno) estaba pagándole a periodistas para que contaminaran el proceso”.


Gloria La Riva y Ramsey Clark

Ramsey Clark, ex Fiscal General de los Estados Unidos, aseguró que el proceso seguido contra Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Fernando González y René González es “una corrupción de la justicia. El gobierno estaba envenenando el pozo, mientras que los fiscales tenían la obligación de hacer un juicio justo”.

Ante la pregunta de qué habría ocurrido si un caso así se hubiera presentado cuando él era Fiscal General de EEUU, Clark aseguró: ”Si yo fuese el Fiscal General hoy y me entero de esta campaña de propaganda durante el proceso de los Cinco, tendría que desestimar los cargos. Cualquier Fiscal General debiera hacer lo mismo”, aseguró.

Pertierra comentó que “desde el principio el gobierno ha dicho que este no es un caso político. Estos documentos que ha presentado Garbus desnudan la verdad, demuestran que el gobierno de los Estados Unidos a propósito contaminó la ciudad de Miami con propaganda contra los Cinco. Tenemos una expresión en la ley que dice: res ipsa loquitor -”la cosa habla por sí misma”. Estos documentos hablan por sí mismos”.

Gloria la Riva, coordinadora del Comité Nacional de Estados Unidos para la liberación de los Cinco, instó a la comunidad internacional a estudiar los documento legales del caso, exponerlos, llevarlos a los medios de comunicación y demandar justicia por los Cinco antiterroristas cubanos.

DESDE LA HABANA


Aleida Godínez

La periodista Aleida Godínez complementó con sus vivencias lo planteado por Garbus, alegando que el gobierno estadounidense conocía muy bien qué clase de periodistas estaba contratando para cumplir su mandato de influenciar negativamente a los miembros del jurado en el juicio contra los Cinco.

Visiblemente emocionada, Adriana Pérez O´Connor, esposa de Gerardo Hernández, condenado a dos cadenas perpetuas más quince años, expresó que era “extremadamente doloroso hablar del tema de los Cinco” pues nunca creyó que después de catorce años estuviera declarando y denunciando todas las arbitrariedades acaecidas en el caso de los Cinco.


Adriana Pérez

Adriana apeló al presidente Obama para “limpiar la imagen de la justicia estadounidense” y analizar y decidir sobre la vida de Gerardo quien está condenado a morir en prisión, y la de sus cuatro compañeros.

Entre los asistentes estaban familiares de los Cinco Héroes, miembros del Cuerpo Diplomático acreditado en La Habana, personalidades de la cultura cubana y periodistas. El periodista y profesor universitario Raúl Garcés moderó el panel en la capital cubana.

EEUU SE NIEGA A NEGOCIAR


Josefina Vidal habla a la conferencia

Cuba está dispuesta a dialogar con Estados Unidos para buscar una solución al caso del norteamericano Alan Gross, sentenciado aquí por actos contra la integridad de la isla, ratificó durante la videoconferencia Josefina Vidal, directora de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Vidal aseguró que hasta el momento no hemos recibido respuestas; sólo hemos escuchado algunas declaraciones públicas en las que el gobierno estadounidense dice no tener nada que conversar al respecto.

Con esa postura Washington deja claro que no es Cuba la que no muestra disposición a abordar el tema, añadió la funcionaria de la Cancillería, quien consideró la propuesta de la isla como un primer paso encaminado a buscar una solución al caso del contratista.

Gross, condenado en 2011 a 15 años por el delito de “Actos contra la Independencia o la Integridad Territorial del Estado”, mantiene una salud normal y realiza regularmente intensos ejercicios físicos.

La funcionaria informó además que el prisionero recibió tres visitas de su esposa en los primeros días del mes en curso.


Nada de lo ocurrido en el proceso legal de los Cinco tiene precedentes

por Nyliam Vázquez García
17 de septiembre de 2012
Tomado de Juventud Rebelde

Mientras está demostrado que la Constitución estadounidense fue flagrantemente violada, el Gobierno de ese país hace silencio ante las pruebas. El equipo legal de los Cinco expuso ante medios de comunicación reunidos este lunes en Washington y en La Habana, a través de una videoconferencia, los argumentos del actual proceso de apelaciones, basado en nuevas evidencias.

Martin Garbus, abogado de Gerardo Hernández, aseguró que la jueza Joan Lenard tiene 30 días para responder a la moción presentada, pero en Miami nada ocurre en ese tiempo y menos si se trata de los Cinco, explicó el jurista, quien además aseguró que lo único que piden es una vista oral para exponer todos los documentos recopilados que prueban los millones invertidos por el Gobierno en pagar a periodistas.

«Hemos presentado tres grupos de documentos a la Corte Federal», expresó Garbus, que demuestran que se alquiló a periodistas con dinero gubernamental para condenar a estos cinco hombres de antemano en una campaña propagandística sin precedentes en EE.UU.

«Estos hombres han estado en prisión 14 años y creemos que es hora de que se les libere», expresó el abogado desde la sede diplomática cubana en Washington, en un panel en el que estuvo acompañado por Raymond Steckle, abogado internacional; Ramsey Clark, ex fiscal general de Estados Unidos, y Gloria La Riva, coordinadora del Comité Nacional de EE.UU. por la libertad de los Cinco. Allí la moderación estuvo a cargo del abogado José Pertierra, mientras que en el panel en La Habana participó Adriana Pérez, esposa de Gerardo, la periodista Aleida Godínez, quien se refirió al pago a periodistas, de lo que tuvo información de primera mano, y moderó el periodista Raúl Garcés.

«El veredicto debe ser anulado y visto como un insulto a nuestro sistema de justicia», apuntó Raymond Steckle y aseguró que estaba allí como estadounidense que comprende que en este caso se violaron dos principios importantes: la libertad de prensa, —esencial, e incluso signada en la Constitución—, y el derecho de todo acusado a un juicio justo.

«Mi Gobierno violó sus responsabilidades según la Constitución», denunció el abogado.

El ex fiscal general de EE.UU. Ramsey Clark, destacó los millones de dólares destinados a la corrupción, a partir de cientos de artículos periodísticos y programas de radio y televisión para transmitir información viciada. Aseguró que si fuera Fiscal General en la actualidad, haría lo que cualquiera en ese cargo debería hacer: desestimar el caso, como parte de una responsabilidad ética y legal.

Por su parte, desde La Habana, Adriana Pérez, esposa de Gerardo, hizo un llamado a la prensa a no ser cómplice del silencio sobre estas evidencias, ni sobre lo que durante estos 14 años han denunciado los familiares.

¿A quiénes les teme Obama hoy, —se preguntó Adriana—, para no hacer lo que pudiera hacer?

Y si tuviera el Presidente alguna duda de la inocencia de estos hombres, que le pregunte a su actual director de Inteligencia; que le pregunte a James Clapper, teniente general retirado, quien fue testigo en el juicio de los Cinco y aseguró que ellos no habían hecho nada contra la seguridad nacional de EE.UU., exhortó Adriana en nombre de los familiares de los patriotas cubanos.

«El Gobierno dice que los pagos a periodistas no afectaron el caso, pero si es así, ¿por qué no nos dejan acceder a ellos?», se preguntó Gloria La Riva, quien desde la solidaridad ha estado a cargo de la recopilación de las pruebas que incluyen los contratos a periodistas. Algunos, por enrarecer el ambiente en Miami contra los Cinco, recibieron hasta un cuarto de millón de dólares, dijo.

Sobre la veracidad del pago malintencionado a periodistas antes, durante y después del juicio a los Cinco, Aleida Godínez contó sus experiencias como testigo de pagos específicos y de misiones editoriales que tenían estas plumas de alquiler.

Más adelante, Martin Garbus aseguró que ahora se concentran en lo erróneo del fallo condenatorio. Para él resulta extraordinario que se hayan revelado las evidencias —una buena parte de los contratos que prueban el pago a periodistas está publicado en una página de Internet— y no se haya dicho nada.

Gloria La Riva aseguró que, como son prisioneros políticos, es la lucha política y la legal la vía para lograr su liberación, así que exhortó a leer y estudiar estos documentos absolutamente públicos.

En respuesta a una de las preguntas de la prensa, Martin Garbus dijo que presume que aún el Gobierno paga a periodistas para mantener un estado de opinión negativo.

En otro momento de la videoconferencia el mismo abogado señaló que si la jueza no concede la vista oral, queda la opción de la apelación.

Adriana se refirió al jurado del que habla su esposo y mencionó la importancia de la presión para que Obama haga lo que puede hacer.

«Me resisto a pensar —después de 14 años— que tengan que pasar más sin Gerardo», expresó Adriana, marcada por el dolor, pero también, según dijo, este no es mayor que su capacidad de resistencia, como la de los Cinco mismos y cada uno de sus familiares.

 

 

Home  |  News Archives  |  Legal Front  |  Downloads  |  Audio  |  Video  |  Contact Us  |  Store/Donate